DECLARACIÓN DE FE

El Nombre de Dios
 
  • Yeshua (Jesús) vino como la palabra hecha carne y siguió perfectamente las instrucciones (Torá) de Yehovah.
  • Yeshua cumplió dos propósitos en venir que fueron (1) Unun profeta como Moisés (Deut.18:15) y enseñándonos la interpretación correcta (cumpliendo opuesto a destruyendo) de la ley de Yehovah y (2) para así calificarse a sí mismo como el sacrificio perfecto (sin pecado) por nuestros pecados y anular la ley del pecado y la muerte, aceptando el castigo de nuestro pecado en nuestro nombre.
  • Yeshua básicamente significa “salvación” en Hebreo. A través de transliteraciones del hebreo y Arameo al griego al latín al antiguo español al español moderno, ahora es a menudo conocido como Jesús. Debido a esto, la triste realidad es que muchos no saben su nombre ni el significado de su nombre. Es nuestra preferencia usar su nombre real que lleva su significado de ” Yehovah es salvación”. No estamos ofendidos por el uso transliterado como el nombre de Jesús. A menudo insertaremos “Jesús” entre paréntesis para ayudar a la audiencia a conectar su verdadero nombre que es Yeshua con el de Jesús. Lo mismo se aplicará al termino de “Dios,” siendo el “todopoderoso” (Elohim). YHWH (Yehovah) es el nombre propio dado a nosotros en su palabra como el nombre de Dios. Es nuestra preferencia utilizar su nombre como es también preferencia de YHWH el utilizar su nombre en la palabra de Dios.
  • Dependiendo de la audiencia y su disposición a gravitar hacia una enseñanza en particular, incorporaremos hebreo en la medida en que sea recibida por esa audiencia. Damos mucho valor al idioma hebreo y a su nombre, sin embargo también comprendemos que muchos que usan nuestras enseñanzas no se encuentran a este nivel todavía. Por lo tanto, continuaremos utilizando lo familiar en conjunto.
Yeshua HaMashiah (Jesucristo), Nuestra Salvación
 
  • Dios es la palabra y el es uno.
  • Dios (Yehovah) creó todas las cosas por su palabra y toda la creación está sujeta a la palabra.
  • En el Jardín del Edén todo marchaba bien hasta que el hombre violó una instrucción de Yehovah (pecado) y por lo tanto pecado entró en el mundo.
  • La definición de pecado es romper o quebrar la ley (instrucciones) de Dios.
  • Todas las escrituras (la palabra) son instrucciones en rectitud.
  • Todas las escrituras (la palabra) son verdaderas y no han sido abolidas.
  • La ley de Dios (Torá) es simplemente sus instrucciones para todo hombre.
  • El pecado ha infectado y afectado toda la creación, en el sentido de que toda la creación fue introducida a la maldición. La maldición del pecado es la pena de muerte. Pablo también enseña como la ley del pecado y la muerte, es la misma ley a la cual los creyentes ya no están sujetos a causa de la gracia por la fe.
  • El sacrificio de Yeshua (Jesucristo) es el único medio de salvación contra la ley del pecado y la muerte.
  • La salvación es por gracia solamente a través de la fe.
Crecimiento en La Fe y Por La Fe
 
  • La fe es un deseo en lo profundo del corazón que transforma para creer, confiar y cumplir con su palabra (Yehovah) y con la palabra hecha carne (Yeshua), en vez de colocar nuestra fe y confianza en nosotros mismos o en el mundo.
  • Creemos que si realmente creen, cumplen y confían (fe) en la palabra, que todo lo que creen (en lo profundo) se manifestará en su comportamiento (exterior). Una exitosa transformación dentro de nuestro corazón (deseo) como la fe siempre se manifestará exteriormente como obediencia a la palabra (Yehovah). Por lo tanto somos obedientes debido a nuestra fe que conduce a la salvación, más no viceversa.
  • Creemos que la fe sin obras es muerta (la fe no es real sin obras pues las obras son evidencia de nuestra fe). Creemos que su pueblo es obediente a la palabra porque es salvo, más no para ganar la salvación.
  • Creemos que Yeshua es nuestro ejemplo sobre cómo caminar en obediencia a la palabra, más opuestos a utilizar a Yeshua como excusa para declarar que parte de la palabra ha sido destruida o hecha nula.
  • En nuestro caminar de fe, en ocasiones fracasamos y caemos (en pecado), sin embargo estamos cubiertos por gracia en todos esos casos. Un verdadero creyente constantemente buscará y se deleitará en obediencia y evitará desobediencia.
  • Nuestra obediencia a su ley (no pecar) es recompensada en bendiciones. Nuestras coronas y recompensas delante del asiento de juicio estarán relacionadas directamente con nuestra práctica y la obediencia de su palabra.
  • La gracia de Yehovah es prueba de su amor para con nosotros.
  • Debemos amar a Dios (Yehovah) con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerza. Esto lo hacemos al buscar y mantener sus mandamientos.
  • El Espíritu Santo es depositado en los creyentes por la fe a través de la gracia para hacernos caminar en obediencia a la ley y nos enseña todas las cosas en su palabra.
    Nuestra obediencia es la evidencia y la substancia de nuestra fe.
  • Creemos que un creyente de hecho debería centrarse en el amor de Yehovah por nosotros (la gracia), pero que un creyente (en respuesta) también debe enfocarse en reciprocar ese amor hacia Yehovah (obediencia).
  • Otro propósito de Yeshua fue comenzar a llamar a las 10 tribus dispersas de Israel que fueron divorciadas, dispersas y entregadas a ser gentiles.
  • Yeshua volverá a reinar sobre la tierra por 1000 años.